Punción seca y acupuntura, ¿es lo mismo?

Screenshot 20190305 162958

Punción seca y acupuntura, ¿es lo mismo?

Cada vez se va extendiendo más el uso de punción seca en los tratamientos de fisioterapia. Cuando los pacientes ven las agujas hay veces que lo confunden con la acupuntura, pero en realidad, aunque en ambas terapias se use agujas que se insertan a través de la piel en las zonas que provocan dolor, la técnica en sí y los usos de las mismas poco tienen que ver.

La primera diferencia es que la acupuntura proviene de la medicina tradicional china y japonesa y no está sentada sobre una base científica como tal. En el caso de la punción seca, sí se fundamenta en estudios clínicos. Los inicios se remontan a los años 40 cuando Janet Travell y David Simons trataban los puntos gatillo miofasciales infiltrando sustancias en ellos (corticoides, analgésicos y agua salina). Pero, fue ya en 1947, cuando Paulett utilizó el término de punción seca para nombrar a esta técnica en la que se llegaba al punto gatillo en un síndrome de dolor miofascial, en este caso sin inyectar ningún tipo de sustancia.

Otra de las diferencias radica en qué estructura pinchamos en cada una de las técnicas. En la acupuntura se pincha en los denominados “puntos de acupuntura” que en múltiples ocasiones están a distancia del lugar en el que se localiza el dolor. En punción seca pinchamos los puntos gatillo miofasciales, a los que mediante la técnica de entrada y salida hacemos que pierdan su estructura desencadenando una serie de respuestas de espasmo local.

 

Otra de las diferencias son los objetivos de la técnica. Los principios de la acupuntura dicen que cualquier patología es susceptible de mejorar con ella. Sin embargo, la punción seca va dirigida a un objetivo muy concreto, y es pinchar en los puntos gatillo miofasciales teniendo como fin inactivar estos puntos aliviando así el dolor, reduciendo la tensión muscular y haciendo que se recupere rango de movilidad.

 

La punción se usa como técnica que complementa el tratamiento de dolor miofascial y en casos de restricción de movilidad usándola en compañía de estiramientos, masoterapia y ejercicios.

 

A riesgo de parecer repetitivas, insistimos en la idea de que un tratamiento de fisioterapia no se basa en una sola técnica, sino en el conjunto de técnicas que ayudan a resolver el problema del paciente.

 

 

No Comments

Post A Comment

× ¿Cómo puedo ayudarte?