¡VACACIONES NO ES SINÓNIMO DE NO CUIDARSE!

Piscina Blog

¡VACACIONES NO ES SINÓNIMO DE NO CUIDARSE!

Casi tod@s nos vamos de vacaciones, al menos unos días, en verano. Y ¿qué suele pasar esos días?

Pues que nos relajamos, en eso consiste: nos movemos menos, comemos más, nos echamos la tan deseada siesta, hacemos menos ejercicio… y como consecuencia llegamos a casa y hemos engordado y perdido la forma física.

Los hay que durante todo el año llevan una vida más bien sedentaria y, cuando llegan las vacaciones se mueven más, hacen turismo con caminatas interminables, hacen deportes de riesgo por encima de sus capacidades físicas…

Para todos los casos, sin excepción, vamos a proponeros una alternativa de ejercicios, aprovechando la piscina y el buen tiempo; así no nos pilla de sorpresa la vuelta a la rutina o las vacaciones activas.

Todos tenemos acceso en mayor o menor medida a una piscina y solemos utilizarla solamente para refrescarnos tras intensas sesiones de tomar el sol o para hacernos unos largos y sentirnos un poco realizados…

Pues bien, los beneficios de hacer ejercicio en agua son muchos, entre ellos destacamos los siguientes:

  • Aumenta la fuerza y permite desarrollar la resistencia
  • Mejora la movilidad articular
  • Proporciona más elasticidad y tono muscular
  • Ayuda a aumentar la capacidad respiratoria
  • Elimina posibles miedos a determinados movimientos que en seco el paciente no se atrevería a hacer. También reduce el riesgo de caídas porque mejora el equilibrio y la estabilidad del tronco.
  • A través de la reducción de las fuerzas gravitacionales en la piscina, la persona es capaz de ponerse de pie y comenzar el entrenamiento de la marcha y ejercicios de fortalecimiento sin causar mayores daños.
  • Disminución de la sensibilidad al dolor por la acción del agua caliente y la flotabilidad, relaja la musculatura.

Os proponemos unos cuantos ejercicios, pero en esto la imaginación y las posibilidades son infinitas:

Nos ponemos en la zona que cubre hasta el cuello. Repetimos todos los ejercicios 1 minuto, 3 series.

  1. Llevamos las rodillas al pecho a la misma vez que bajamos los brazos para abrazarnos por debajo de los muslos. Si molestan las lumbares, alternamos una pierna y otra.
  2. Sin tocar el suelo de la piscina, nos tumbamos boca arriba llevando las rodillas al pecho, empujamos el agua estirando las piernas, llevamos las rodillas al pecho mientras nos balanceamos hacia atrás para tumbarnos boca abajo sin meter la cabeza y volvemos a estirar las piernas. Nos ayudamos con los brazos.
  3. Estiramos los brazos y los llevamos de un lado a otro girando el tronco sin dolor. Elevamos a la misma vez la rodilla hacia la que nos dirigimos con los brazos.
  4. Saltamos llevando las rodillas hacia un hombro y hacia otro alternativamente. Llevamos los brazos hacia el tobillo contrario al hombro que queremos llegar con las rodillas.
  5. Movemos una pierna adelante y otra hacia atrás (tijeras) y cambiamos rápido. Al mismo tiempo movemos llevando los brazos de en cruz a palmada delante.
  6. Llevamos los brazos con los codos estirados desde una palmada debajo del agua hasta quedarnos en cruz sin sacar los brazos del agua, 30 segundos. Llevamos los brazos desde delante hacia atrás otros 30 segundos.
  7. Piernas estiradas y apoyadas en el suelo, separamos una 30 segundos y la otra 30 segundos más.
  8. Mismo ejercicio que el anterior, pero en vez de separar una pierna de la otra, la cruzamos por delante para poner toda la fuerza en la parte interna del muslo.
  9. Corremos en el sitio todo lo rápido que podamos.
  10. Como último ejemplo, os proponemos que estiréis, no es menos importante por hacer el ejercicio en el agua. Un poquito tronco y cuello, brazos y piernas. Entreteneros al menos 10 minutos en ello.

Como ya os hemos dicho existen infinidad de ejercicios para realizar en agua, incluso podéis utilizar accesorios que os ayuden u os resistan para modificar la fuerza.

Animaros y no pongáis excusas, porque cuidarse no entiende de fechas y, volver a la rutina y querer ponerse en forma rápido suele hacer que visitéis al fisioterapeuta con más frecuencia.

¡Feliz verano activo!

 

No Comments

Post A Comment

× ¿Cómo puedo ayudarte?