El crossfit y sus lesiones más frecuentes

CrossFit

El crossfit y sus lesiones más frecuentes

Hola Blogueros, hoy queríamos retomar el tema de las lesiones más frecuentes, hablándoos de uno de los deportes que están más de moda, el CrossFit ¿os suena?

El CrossFit se define como un sistema de entrenamiento de fuerza y acondicionamiento, basado en ejercicios funcionales constantemente variados realizados a una alta intensidad. Durante la ejercitación se busca desarrollar la fuerza, el tono muscular e incrementar la funcionalidad de los músculos para repetir los movimientos en distintas situaciones de la vida real. Se utilizan gran cantidad de ejercicios y disciplinas deportivas (gimnasia, halterofilia, carrera…), de entre las cuales se seleccionan técnicas o movimientos aplicables a la vida diaria y se combinan de muchas formas diferentes en entrenamientos intensos, resultando no sólo un experiencia exigente durante la cual el carácter lúdico y la camaradería cobran un papel primordial, sino también un programa insuperable para desarrollar las diez capacidades físicas generales: resistencia cardiovascular, resistencia energética, fuerza, flexibilidad, potencia, velocidad, coordinación, agilidad, equilibrio y precisión.
En sus orígenes se trataba de una disciplina de preparación física para academias militares, cuerpos de policía, artistas marciales y cientos de deportistas de élite. Actualmente se ha popularizado en todos los sectores de la población gracias a que es fácilmente adaptable, modificando los niveles de intensidad a cada individuo, pudiendo adaptar cargas, tiempos, distancias… para mantener los estímulos sin modificar el programa.

Los beneficios que aporta esta modalidad deportiva son: la mejora de la composición corporal (disminución de las medidas morfométricas), con una disminución del % graso, aumento del tono y la fuerza muscular y una mejora de la condición física.
Ahora bien, ¿es seguro hacer CrossFit? ¿La gente que lo practica se lesiona más que haciendo otros deportes?
Existe mucha controversia sobre este tema. Algunos estudios concluyen que sí, que la tasa de lesiones está por encima de la media con respecto a otros deportes; por el contrario, otros muchos obtienen un resultado más positivo: que la práctica del CrossFit no es más peligrosa que la de otras modalidades, pero advierten que existen factores que aumentan el riesgo de sufrir lesiones: primer año de la práctica, deportistas que entrenan menos de 3 días o que hacen menos de 3 entrenamientos a la semana. Aquí nos gustaría añadir un factor más, la falta de experiencia o preparación del instructor, algo que por desgracia se da más de lo que pensamos (al igual que en todas las modalidades deportivas) y que, por ser esta actividad de tan alta intensidad puede provocar mayor riesgo de lesiones. Así mismo cabe destacar, que existe incertidumbre sobre el efecto de las lesiones en el Crossfit a largo plazo debido a su reciente implantación y a la gravedad por sobreuso de estas.

¿Cuáles son las lesiones más frecuentes?

La aparición de cualquier lesión en cualquiera de estas articulaciones no responde a una sola causa, pero en esto no hay dudas y todos los estudios son concluyentes: hombros (bursitis, subluxación, luxación, tendinitis, fractura, contracturas, pinzamiento subacromial…) y región lumbopélvica (hernias discales, protrusiones y contracturas) son las zonas más lesionadas, seguidas de las lesiones en rodillas (rotura o desgaste en los meniscos, tendinitis debido a la sobrecarga de peso, rotura parcial o total de ligamentos cruzados) y muñecas (afectación del nervio radial, tenosinovitis, tendinitis, túnel del carpo, contracturas, fracturas). Uno de los aspectos característicos de Crossfit es la alta percepción de fatiga de los usuarios al terminar el entrenamiento. Esta fatiga altera la biomecánica del movimiento, si a esto se une la complejidad técnica, la alta velocidad y el alto volumen de repeticiones, el riesgo de lesión puede ser muy elevado.

Por todo ello, hay que tener en cuenta algunas recomendaciones:

– Acondicionamiento muscular y articular previo para prevenir lesiones

– Prestar atención a las técnicas en la ejecución de los ejercicios

– Una buena nutrición

Un buen instructor

– No olvidar la técnica en cada minuto y movimiento para evitar malos hábitos que podrían generar lesiones en un futuro

– La intensidad de la actividad debe siempre adecuarse a la condición física de cada persona, ya que no todos los individuos asimilan las cargas de la misma manera

-Realizarse un chequeo médico físico antes de practicar CrossFit

– Informarse con un profesional en el área antes de practicar el CrossFit, para aclarar dudas, lesiones previas, inquietudes y objetivos que se quiere lograr

– Aunque se desee resultados lo más pronto posible, hay que tomar en cuenta que es mejor obtener resultados a largo plazo y de forma segura, sin interrumpir la actividad de alguna manera temporal, o peor aún definitiva, a causa de una lesión

– Evita el sobreentrenamiento

 

Ahora ya sabéis un poco más sobre este deporte tan completo, pero como siempre os decimos, hay que rodearse de buenos profesionales en todos los ámbitos de la vida, y si, a pesar de todas las recomendaciones, tenéis alguna duda o acabáis lesionados, no dudéis en acudir a vuestro fisioterapeuta de confianza.

 

 

 

 

No Comments

Post A Comment

× ¿Cómo puedo ayudarte?